Cómo donar

A medida que crecemos en el discipulado de Jesús, seguimos su ejemplo de generosidad. Cuando damos de nuestro tiempo, talento y dinero, no lo hacemos por obligación, sino por acción de gracias y por el deseo de participar en la obra que Dios está haciendo a través de nuestra iglesia.